La cafeína y sus efectos



Lo normal es levantarse por la mañana y beber el café para “activarnos “ , con la intención o la creencia de que nos aporta energía para sentirnos mejor y espabilados para arrancar la jornada.

Según un estudio que realizó el doctor Peter Rogers, psicólogo de la universidad de Bristol, comprobó que en realidad los bebedores de café no se sienten mejor que quienes no lo beben; simplemente beber café alivia los síntomas de abstinencia a la cafeína. En otras palabras el café genera adicción.

La cafeína bloquea los receptores de una sustancia química del cerebro llamada adenosina, cuya función es detener la liberación de dopamina y adrenalina, neurotransmisores motivadores. Con una menor actividad de adenosina aumentan los niveles de estas dos últimas sustancias y por tanto también los de vigilia y motivación. A menos adenosina + dopamina y adrenalina, y a más cafeína se consuma más sensible se vuelve el cuerpo y el cerebro frente a sus propios estímulos naturales: dopamina y adrenalina. Con lo que necesitará cada vez más y más cafeína para sentirse bien, con el resultado de un agotamiento adrenal.

La incapacidad de producir estas sustancias ( dopamina y adrenalina) afectan la comunicación y la motivación, creciendo la apatía, depresión, poca tolerancia frente a los problemas.


Pero el café ️ no es la única fuente de cafeína. También lo es la Coca Cola, el té 🫖, las bebidas energéticas, como Red bull, chocolate (con teobraomina) , té verde y el mate 🧉 aunque en menor cantidad .

El consumo de sustancias estimulantes moderado es la mejor opción para mantener una mente sana

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23108937/

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo